martes, 16 de octubre de 2012

Educación Artística, Sexto grado, Bloque 1, Lección 4

Lección 4 ¡A-com-pááá-ña-me!

Con esta lección aprenderás a improvisar
acompañamientos rítmicos o melodías
conocidas, utilizando el cuerpo, la voz,
objetos e instrumentos.
Lo que conozco
¿Por qué algunas canciones son más fáciles
de memorizar que otras? ¿Te ha ocurrido que
luego de escuchar una canción te descubres
silbándola?
Desde primer grado jugaste con el sonido
y durante los años posteriores aprendiste
que tiene cuatro cualidades: timbre,
altura, volumen y duración. Pues bien,
para entender qué es una melodía vamos a
recordar la altura y la duración.

Materiales:
Instrumentos musicales como maracas
y panderos así como algunos objetos del
“Baúl del arte” que sirvan como idiófonos,
y la grabación de una canción.

Pablo Picasso. Los tres músicos (1921), óleo sobre
tela, 71 x 57 cm.

La altura es la cualidad que determina si un
sonido es grave o agudo. Los sonidos de una
escala modelo de do mayor son siete: do, re,
mi, fa, sol, la, si. Cada uno es distinto ya que
tienen diferente altura, y no basta con leerlos o
decirlos en voz alta para que los conozcas. Tal
vez un familiar, un amigo o tu profesor puedan
mostrártelos en un instrumento musical.
La duración se refiere al tiempo en que
ocurre un sonido. Podemos decir, de forma
muy general, que los sonidos son: cortos,
medios o largos.
Entonces, la melodía es una sucesión
de sonidos que tienen diferente altura y
diferente duración. Estos sonidos, juntos,
crean una idea musical.
Es sencillo reconocer la melodía de una
canción porque, generalmente, es aquella
que lleva la letra y es fácil de recordar.
Escucha atento una canción grabada.
Notarás que la melodía se escucha en las
voces y en los instrumentos, o que se repite
sin voz en algunas partes.
Una vez que la identifiques puedes
tararearla. Habrá, seguramente, otros
instrumentos que no toquen la melodía sino
un acompañamiento. Por lo general, en el
acompañamiento participan, ejecutando
ritmos, instrumentos como la batería, los
panderos o las maracas.
Elige una canción que sea de tu agrado y con
un instrumento de percusión o con un objeto
del “Baúl del arte” sigue el acompañamiento
rítmico o, mejor aún, inventa tu propio
acompañamiento. Esta actividad puedes
realizarla junto con otros compañeros si
acuerdan una misma canción. Si les es posible,
inviten a un músico a tocar en su salón; sin
duda él podrá explicarles más sobre la melodía
y podrán acompañarlo con percusiones.

Juan José Montans. Serie los músicos: número 6 (2008),
óleo sobre tela, 80 x 60 cm.

Consulta en:
Si deseas familiarizarte con la
escritura musical, asómate
a esta página:
http://www.aprendomusica.com/


Coro de la Orquesta Sinfónica del Estado de México. Festival de
Música y Ecología de Valle de Bravo.

¿Te has puesto a pensar por qué te gusta
más una canción que otra o por qué prefieres
un género musical u otro? En tu cuaderno
comenta tus ideas al respecto de esta
pregunta.


Las percusiones son instrumentos ideales
para realizar acompañamientos rítmicos.
En cambio existen otros instrumentos más
apropiados para ejecutar melodías, como el
violín, la flauta y también la voz humana

Un dato interesante
La palabra melodía proviene del griego
“melos” que quiere decir “canción”. Durante
el siglo xx compositores como Luciano Berio
(1925-2003) y John Cage (1912-1992) trataron
de no incorporar melodías en sus creaciones,
por ello son difíciles de memorizar y escuchar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda que éste es un blog educativo, por lo que es importante utilizar un lenguaje cordial en tus comentarios. Por el momento estamos transcribiendo los libros de Ciencias para, en el futuro, incluir actividades interactivas y enlaces a recursos adicionales. Esperamos que te sea de utilidad.